martes, 2 de junio de 2015

FECHA EQUIVOCADA



Quién sabe… si no estaba muerto.
O si sólo era un sueño.

Quién sabe…

Cuando decía “Te amo”, estaba.
Aunque sabía que el tiempo
era jauría de momentos
de sombras precintadas y proyectadas
por sus afilados dientes. Y aún así
el tipo con su “Te amo” conmovía.

¿Estaba muerto el muerto?

Quién sabe…
Yo no sé si sabía.
Lo sospechaba.



CM 01-06-2015