sábado, 19 de abril de 2014

UNA DIOSA EN MI CAMA

Solo una diosa podía hacer
que saltara la clausura
y embistiera tu miel,
sin dar vueltas,
alrededor de tu perfume.

Que tomara tus brazos,
inmovilizándote,
y te besara
explorando tu cuerpo,
como si jamás mis labios
lo hubieran caminado.

Que bajara lentamente,
mientras acariciaba tu piel,
y me perdiera entre gemidos,
mezclados
por tu pasión y mi deseo.

Que habiendo encontrado
controlado y explotado
el recinto del amor,
yaciera inmóvil,
felizmente petrificado,
perdidamente
enamorado.


ChicoMalo
19-04-2014

No hay comentarios: