sábado, 8 de diciembre de 2012

DESDE LAS OSCURIDADES

Desde las oscuridades de mi muerte (apenas perceptible), se manifiestan
polvorientos retazos de mi vida.
Parecen fantasmas asomados por la rendija de la desesperación.
Fantasmas revelándose a la sentencia. Implacables y determinados a sobrevivir.
A eludir la condena o el fosilizado de por vida.
 
No hay mucho más por decir hoy… Excepto, que definitivamente, conocerán su destino.
 
Aunque algunos fuertes, independientes e inmanejables, huirán.
 
¿Y para qué…?
Me pregunto, cada vez con voz más suave, casi aceptando la seguridad de mi ignorancia.
No se para que, igual… Danzarán nuevamente en mi corazón y serán
los nuevos regentes de mi angustia. Provocando ese vuelo inalcanzable, sin temor a caer
y sin temor a no regresar.
 
Mientras esquivo el final y pienso que son parte de mi vida… En mi sangre ya.
Se adueñaron de mí.
 
05-09-2006
(EDITADO: 08-12-2012)