sábado, 19 de mayo de 2012

AYER

Quisiera acordarme de todo.
Pero todo silogismo, pega y paga mal.

Aún así, recuerdo, cuando era hoy, y te decía
-uniendo y pegando pájaros-
que esa era, intransigente, la barriga de la soledad.

Cuando iban a la carga mis razones, y miserables
tus puntazos se imponían… ganabas sin saberlo
espacio en el desván. Hasta que
distraído, cayó mi corazón.

Y quise que no sintieras el golpe, pero imperdonable
fue ignorar la quietud del aire que no amortiguó.
Y vivo él… se apresuró a intimarme.
Ahogándome.

Poco iluminaban ya tus ojos, cuando desistí
de cabalgar a pelo, en el silencio de tus labios.

Y no me creías… ¡Terminaba el día!

Día amargo y tonto, incompleto para mí
porque no sé, no supe
si el embargo fue total
si al Hoy de ceño fruncido, hoy
lo llamas Ayer.




CHICOMALO
18-05-2012

No hay comentarios: