martes, 9 de agosto de 2011

MAGICA MUJER

Mis palabras tuvieron huesos.
Una, dos, tres, y hasta todas
como costillas saltaban, y te arropaban.

Pero un día te desnudaste de mí
y lograste caminar.

Fuimos amigos y enemigos
y en cada encuentro
me fuiste convenciendo
de que el tiempo, dejaría de existir.
Así que íbamos, dueños del mundo
y regresábamos
apunados y huérfanos.

Entonces
sin cambiar la mía, mil caras te di
y te di y te hice y te di…
buenos y malos corazones
ojos y almas… o te negué
y te quite el alma y los ojos
para agregarme a mí
y aún así sé…

¡Sé que te di!
¡De alguna forma te di!

Porque tú siempre
mostrabas el alma y el corazón
hecho de las letras, de aquellas letras
que silenciosa robabas
de lo que no
me atrevía a decir.


ChicoMalo
08-08-2011

No hay comentarios: