sábado, 6 de agosto de 2011

AHÍ… DONDE ME HUNDO

Ahí, donde me hundo
tus pestañas… aferran.

Y de tu sonrisa respiro, vengándome
de la soledad que no puede impedirme
que libre
me tambalee al borde de tus ojos
hasta hundirme
en el sabor de tu mirada.

Y sin decirte
te digo, dentro, muy dentro
que tu corazón
me expulsa los demonios.

Demonios, que rozando tu iris
creen                                                            
que la tensión
en tus pestañas disminuye
si con amor me miras.




ChicoMalo
06/08/2011

No hay comentarios: