sábado, 26 de junio de 2010

CAPA TRAS CAPA

Capa tras capa, guerreras y sin guerras por pelear en mi alma en paz se depositan. Y cuando las siento lejos a salvo de mí tal vez… el volcán se abre ese volcán que sin piedad expulsa reprimidos sentimientos. Todas las guerras ahora, asomando por mis ojos el tiempo me atraviesa orgásmico y veloz y soy la flor endemoniada, abriéndose al cielo intangible, al negro universal. Carnívoro, me devoro la piel que cubría mis uñas torrentosas hasta propios huesos del esqueleto de aquél niño recuperado de las profundidades del ser. Lo amargo se vuelve salado el cemento, algodón inundación la ceguera la inmovilidad… explosión. Y salgo sorprendido e inconciente fuera de mí despedido y rociado convertido en una imbécil lágrima que antes de vivir amado, sin saber atesoré. ChicoMalo 26-06-2010

No hay comentarios: