lunes, 31 de mayo de 2010

ESFUMADO

Mi nombre se esfumó de tus labios no de tu corazón. Cada latido que él da paraliza al mío, que calla soñando… Ya no me ves como solías hacerlo pero estoy aún en la memoria de tu piel aún entrando, por tus poros. Respiras otros aires. Seré, la hoja que cae dorada la brisa que se lleva tus nubes la que juega en tu cabello y hace que tus cejas se arqueen dudando, desconfiadas. Miro tus huellas… siempre solas y hasta donde el camino bifurca las sigo. ¿Sabes? Ahí me siento a esperarte. Y me duermo. Y sueño que al fin, mi corazón puede en el tuyo latir. Despierto con el bullicio de tu ausencia. Has pasado sin que despierte. Siento tu perfume y a tu adiós cortado por el filo de mi alma. ChicoMalo 31-05-2010

No hay comentarios: