sábado, 1 de mayo de 2010

115…

Tu cabello… tu boca, tus ojos desintegran las fronteras de mis sueños y mi cuerpo vibrando implora alcanzarte en ese camino, que me tiene por destino. A esos espacios que el tiempo caprichoso moldea tu piel en la mía los disuelve y nos encajamos uno en el otro, fundiendo todo vestigio de unión. Y así… somos uno miras… y siento tu mirada como mía hablas y dices aquello que no digo firmando tus pasos con mi abismo. Mi sombra huye contigo, y mis días amputados balbucean sin principio ni final no estás y está mi ser por detrás del sol, vagando en el vacío delirando en la razón resistida hasta que tus ojos ausentes, nuevamente se agigantan reales, y tu piel de regreso se me hace cielo. ChicoMalo 01-05-2010

No hay comentarios: