lunes, 19 de abril de 2010

COMO SI TUVIERA SED

Había tanta oscuridad… que mis ojos, vencidos atrapados por tus párpados se refugiaron en esa montaña de años cubiertos por el manto enflaquecido de la esperanza y la redención. Tu luz, asoma de la nada ahora socavando el centro de mi incredulidad desprendiéndose de lo oscuro como si de ese negro pupila, lanzarás la lágrima que no puedo ignorar. Esa lágrima que desciende impenetrable y que desde el alma tuya me ciega vulnerándome el silencio, buscándome la sed el grito de río seco, herida de tierra quebrada la presión ahogada incontenible… Y se me separan los labios, arañados por el deseo húmedo y hambriento. Demorada por hilo mágico y brillante hilo que a mí te une oscila ante mis penas, provocándome el derrumbe de infames laderas y con ellas, horas amargas caen rodando como piedras arropadas, por el polvo del olvido. Y frente a mis ojos, tus ojos se despiertan en mi boca sedienta renunciando al fin, al almíbar heredero del amor. ChicoMalo 19-04-2010

No hay comentarios: