viernes, 19 de febrero de 2010

CIUDAD INTERIOR

Cómo puedes pensar que puedo olvidarte, si... En el pecho siento opresión. Cada vez que te marchas, vuelvo a mi ciudad aquella ciudad desnuda y pobretona aquella... en mi interior. Iba a decirte que mis venas son calles o ríos pero para que mentirte sólo son polvorientos senderos. Y vuelvo ahí, porque de ahí salí. Vuelvo a respirar el aire que no te tiene a cerrar ventanas de casas ruinosas para no verte a hablar con viejos vecinos, desde techos a la luz de ninguna estrella. No es que sea fea mi ciudad es abandonada, igual a mí aunque tiene un Sol gigante, un negro Sol que no deja de iluminar con sombras tu hermosa sonrisa. Quiero olvidar aquí adentro las paredes escritas se borran te niego y te niego y puedo negarte hasta ver polvo en venas. Y no hay más pecho oprimido, no más sangre. Tengo asiento frente al corazón banco donde me siento a escuchar como de los latidos, desaparece tu nombre. Pero cuando creo que estoy a salvo del dolor algo me impide olvidarte, y es saber que regresarás por mí. ChicoMalo 19-02-2010

No hay comentarios: