jueves, 26 de noviembre de 2009

TU PIEL NO ESTABA

Tu universo llovió en mi cien. Hasta los huesos sin piedad penetró, y ahí metido fue dolor, fue ironía supe... que no eras tú. Libres y suaves capas hermanadas te ocultaban de la necesidad que tenía de descubrirte transparente pero debajo de ellas, tu piel no estaba. Habías huido, dejándome lo que quería ver y sentir. Arrodilladas a mis pies, tus lágrimas morían recitando la sorpresa y enmudeciendo palabras en la fulminante mirada de tu adiós. Me estremecí. ChicoMalo 26-11-2009

No hay comentarios: