lunes, 22 de junio de 2009

CONDENADAS

Me fueron esclavizando del pasado algunas palabras, algunos gestos. Hasta que se hicieron mortales los candentes eslabones, a mi otro mundo unidos por el abismo de silencio que nos separó más. El último y aguerrido suspiro me devolvió la sangre me liberó. Y se condenaron a morir de obsolescencia huyendo cuneiformes, todas como última letra, clavándose en mi sien rapaz. ¡Semejante dolor...! Torturó y hundió mi mente sostenida hasta ayer sólo por tu amor y sólo por tu lealtad. ChicoMalo 22-06-09

No hay comentarios: