miércoles, 25 de febrero de 2009

DE MADERA

Arrancaste mi corteza. Me dejaste desnudo, herido vestido con el aire que no te tenía. ¡Soy árbol...! Ahora soy árbol. Y nada corre por mis venas... ¡Nada! Excepto... tu rostro arrepentido, tus lágrimas. Aunque me convulsiones la piel aunque absorba verdades de la mentira y locas se vuelvan mis raíces... seré árbol. Excepto... que de muerto aparezca vivo que mis hojas se olviden que son mías y que alegres se acunen en tu respiración... Entonces tonto yo, pretendiendo ser árbol sin retener de madera la mirada. ChicoMalo 25-02-2009

No hay comentarios: