miércoles, 14 de enero de 2009

NO ES LA MISMA

Miro mi mano derecha. Sola, se le ha ido tu calor. Se le doblan los dedos no es la misma atrapando aire. Sin tus caricias no es la misma. Con la piel dormida, metida para adentro inmutable, insensible casi no es una mano. Es increíble, yo no creería si me dijeran que solos, por si mismos los dedos pueden amar, y sin embargo cada uno tiene corazón. En tu ausencia, díscolos se comportan actúan como si jamás se hubieran trasladado por tu cuerpo suaves, delicados, sutiles. Imprudentes y ante las heridas desafiantes tocan metal caliente, agua hirviendo se clavan astillas, se gastan impersonales. Pero cuando te encuentran nuevamente abandonan ese talante impermeable que los deja mentalmente fríos se sueltan de las horas flacas, hambrientas y regresando a mí, míos, federados se les da vuelta la piel. ¡Hasta las uñas sonríen! ¡Oh!... ¡Que parecido soy a mi mano! http://chicomalohabla.blogspot.com/ ( Para escucharme ) .

No hay comentarios: