lunes, 26 de enero de 2009

INOCENTEMENTE CRUEL

Frente a frente te observo desde el horizonte hasta mis pies quiero verte lo bello, lo imponente, lo majestuoso. En tu más profundo azul veo temple. En la rompiente... carácter. Acercándose a mí tímidamente cristalina inocencia. Dejo que me toques para sentirte para saber al menos... de que estás hecho quiero reconocerte y que me reconozcas pero hay tensión en tu exagerada calma en ella se pierde el cielo oscuro y tu semblante, morbosamente pálido ancla transparencias en incertidumbre. Y en esa piel, que lucías sin una arruga comienzan a ahogarse sonidos irreconocibles, extraviados. De bueno a malo, por tu mirada diría que pretendes que no exista más. Tus olas, inocentemente crueles sin meditar rompen, y en un segundo desatan al monstruo que escondías en tus entrañas. Y no reniegas del viento que te incita a ser sexualmente horrendo. Y dejas caer lujurioso al cielo negro. Y frenéticos y desalmados se hacen el amor torciendo la playa hasta quebrarla arrasando arena y paz. Me desconectas de ti doblegado por tu furia anárquica y sin saciarte, te encierras convertido en mi intruso. Ahora que siento tus uñas siento como los arañazos me despintan el corazón. ChicoMalo 26-01-2009

No hay comentarios: