lunes, 11 de agosto de 2008

REENCUENTRO

Hay desplantes de la vida que en nuestras noches se hacen enjambre. Atacados somos desviados del camino desorientados. Pero a pesar de no respirar del encuentro y apenas distinguir a lo lejos la demanda de la soledad que nos reúne seguimos estando y aunque ciegos al calor del amor ellos cruzan limites y reconocen. Por eso buscándonos los pies terminamos desnudos. .

No hay comentarios: