viernes, 15 de agosto de 2008

OTRA VEZ TÚ

Inconscientemente seductor tu cuerpo hermoso, perfecto me sorprende con un abrazo frío y metálico con el calor que no he sentido en años. Tus ojos no paran de moverse me interrogan me leen. Los reconozco no precisamente por su mirada en ellos hay algo que llega a lo más profundo de mi alma y aunque mi corazón no pueda como el tuyo parpadear una luz verde entre latido y latido sentirás vibrando: ¡Soy yo! .

No hay comentarios: