domingo, 24 de agosto de 2008

DESILUSIÓN

El viento puede soplar con crueldad pero me cuesta comprender por qué tú permites que se lleve lo dejado desde el corazón sincero como si la amistad fuera un libro al que puede arrancarle las hojas y por la ventana que has abierto al engaño simplemente volando llevárselas. En mí buscas la palabra que no se escribir: Traición. Ese viento, huracán ha remolinado en la sentencia por eso lloran, lloran todos mis ojos no ven los cargos y ciegos con su derecho a defensa por la desilusión cercenado se retuercen en la sorpresa de tu acto. .

No hay comentarios: