lunes, 7 de julio de 2008

PIÉRDETE

No has sido más que polvo por mis pies elevado. Inseguridades, anhelos carencias vagaban cuando tú, respirando ese aire en otro mundo te ponderaste. De ese pasado naciste de las pisadas de jóvenes botas de sus deseos huellas de soledad y sol sombras en las que sabía, quedaba yo. Y te perfilaste solo otorgándote título de camino con destino que no decidí. Apenas si eras sendero. Te largaste sin mi mando engañaste vientos embestiste en crudo las olas y casi me ahogaste. En mis entrañas hubo ardor viéndote ignorar cada vuelta de camino cada resquicio donde fui perdiendo alma y hoy quieres sobrevivir, a pesar que quedé en aquél paso tibio varado que no estoy entero. Ahora del cielo te cuelgas y no alumbras, no eres sueño. .

No hay comentarios: