jueves, 3 de julio de 2008

CONTROL DE PIEL

La vez que el descontrol fue importante el cuerpo no dominó a la mente gobierno le costó ser. Manos recuerdan inminencia de desastres dedos independientes tratando de asirse a pies de rumbo erróneo. Cuando la piel cargó la ingravidez del orden y contener a los desorientados órganos no supo tomo conciencia de lo que es perder control. Atacada por la desesperante visión de vasos medio llenos perdiendo contenido golpeada y lastimada, sin refugio percibió frío contacto de gotas de lluvia en piedras convertidas. El aire se coló por sus poros sumido en vacío tuvo sensación de cordones desatados y balbuceando pasos encontró la cara del árbol mustia, muda, rígida cara de quién supo adaptarse a ser siempre árbol. Hoy trata, sólo trata de ser respuesta a la noche del no día ojo en custodia permanente. .

No hay comentarios: