domingo, 8 de junio de 2008

SOLANUM

Por despejar cielos y hacer mía del sol su sonrisa al aire fueron mis suspiros ignorando donde mis pies se paraban ignorando que lo bello no siempre vuela no siempre es bello. Esta vez, por el suelo van las nubes. Desde hace más de siete mil años Perú corre por sus venas Solanum tuberosum se ríe de mí. Cara sucia más de doscientos lenguajes habla más de doscientas vidas silvestres cien veces casada de novia tres mil. Reconocida mundialmente en el cuarto lugar, en pasarela detrás del arroz, trigo y maíz en certamen de belleza y proteínas del que jamás participó con particular silueta al mundo saluda. Hecha puré o papa frita plato de cualquier hogar o selecto restaurante de reclamar no dejan su danza de brillantes antocianinas. Fuerte, a la vez sensible esconde bajo tímida coraza alma blanca, amarilla lágrimas ochenta por ciento. Viejo alimento por debajo del mundo temida, rechazada. Alimento del futuro alivio esperanza de ojos que no ven. (En conmemoración al Año Internacional de la papa) .

No hay comentarios: