domingo, 8 de junio de 2008

SIN FRONTERAS

Por el gusto de sobrevivir y de no hacerle fácil el camino a la huestes del derrumbe a mi alma encomendé: resistir embates a mis ojos ordené: abrirse y a través de ellos ver la vida cruda. Borre la frontera donde la muerte hace olas mis sentimientos fueron sonidos escondidos en caracolas mis miedos luces de barcos lejanos mis sueños, aun no se que hacer con mis sueños… .

No hay comentarios: