sábado, 24 de mayo de 2008

TE VEO DESNUDA

.






De otro mundo al mío caíste
al mundo que estaba mirando sin ver
al mundo de pensamientos en vapor.

Te mueves
ya te veo, ya te entiendo
imágenes, movimientos
palabras, frases.

En tu rostro
llevas la edad del mundo mío
succionando la vida que casi no tienes
envejeciendo tus venas
como envejece un camino cortado.

¡Cuantas batallas!
Por tu piel transparente y opaca
en parte marchita, color muerte
en parte verde
sonrojada donde el final late.

Danzas con el viento
y de hoja de otoño te iras vestida
aunque yo…
desnuda te vea.
.

viernes, 23 de mayo de 2008

BESOS TRUNCOS

Han nacido de tu boca no llegaron a la mía. Yo le vendo las heridas a esos besos no arribados desolados yo los curo y por truncos no los dejo. No son míos, pero escucho los pesares de sus vuelos cuando al aire le encontraron más que rumbo lastimado. No son míos... ni son tuyos. Son de nadie y yo los cuido huérfanos, sobrevivientes tu sabor conservan y en mi boca les doy techo. .

sábado, 17 de mayo de 2008

DE VUELTA

Vuelves de tus guerras arropada de dulzura ni vencida, ni vencedora a mis brazos, vuelves vuelves por fin. .

martes, 13 de mayo de 2008

TRES ARROYOS - CUANDO LAS HOJAS BAILAN

Les dije a mis pies: ¡Vamos! El campo su pone de pie, el interior con su gente. Por la ciudad, con acto en la plaza principal se lleva a cabo el tractorazo. Convocatoria al pueblo... a mí, que soy pueblo, sin campo. No es día de fiesta pero hay fiesta fiesta de reclamos a viva voz por derechos, por futuro, por un país federal de verdad de retenciones confiscatorias libre. Una caravana nunca vista, de máquinas agrícolas, camionetas camiones, autos con sus bocinas por todas las avenidas tocando llenando el cielo de presencia, no cesan cuando un alto cerca del palco hacen, para que todos, mujeres, hombres, niños escuchen de los líderes, sus manifestaciones latir de corazones mancomunados. Y antes del habla, estrofas del himno nacional, se entonan. Como dije, no es fiesta, pero si hay una, una especial por el otoño organizada, que con gran disimulo, sol paliducho tibio y amistoso trajo bajo el poncho. Sonriente se fue metiendo entre la gente entre sus ropas, resaltando desde el escondite de cada uno características de habitante presente testimonio vivo, de los que están en esto de estar. Sus rayos, de pleno en mis ojos me obligan a protegerme bajo la sombra de un árbol y me protejo cuando el canto ya está en el aire en sus hojas amarillentas, flameando como banderas al compás de la música, danzando, adhiriendo al no a la humillación, al no peticionar de rodillas pretensiones soberbias, prepotentes de quienes en lugar de gobernar sólo tienden a concentrar riqueza y poder dejando de lado y al descuido el federalismo y de la riqueza, su real distribución. A través de ellas hice mío su propio canto. Las heridas de muerte en sus puntas, por el hombre gobernante olvidadas, que mostraban con hidalguía de valientes sin importarles, mientras oscilaban alegres, que podían desprenderse. Caer. Les dije a mis pies: ¡Cuando las hojas bailan por algo es! .

domingo, 11 de mayo de 2008

MÁS, NO PUEDO AMARTE

Por estar solo con el yo que controlar no puedo que controlar no quiero, por dejar que mi mente provoque blanco por no sufrir tu ausencia por no caer en las garras de la soledad, la noche me tragó. Dejé que me tragara. Caí al abismo al sueño, donde mis sentidos escapados arañaron tu rostro iluminado en lo profundo. Con la vida entre los dientes, la pasión aferrada por mis manos, te encontré, y a pesar que ya no éramos uno reconquistarte quise. Fue un siglo, laberintos de aventura tu, en cada hueco del oscuro, resucitando mi corazón. Iba a besarte… cuando volví a caer, otra vez solo. Desperté. Luché y luché por quedarme nuevamente dormido por retenerte un segundo más y que supieras mi sentir y evitar la separación, pero no pude. Vi como en mi cama te desvanecías, soltando mi mano como quién suelta al aire un pañuelo. Contigo para siempre casarme quería. Pero ya nada importa. Entre nubes de grises tristes y como si mi vida completa de un largo peregrinar llegara todo yo, de nuevo conmigo, angustiado sintiendo que te había perdido. Se terminaron de abrir, como con una descarga eléctrica mis ojos y me abracé a la realidad, a la sorpresa de que eres mi esposa, y que sólo estás de viaje… de viaje. Mujer, amor, la felicidad no se puede escribir, yo más, no puedo amarte. .

sábado, 10 de mayo de 2008

100 Grs. de Azúcar, una pizca de Sal

Llegan cojas las mañanas y taladran la cabeza no habrá certezas en ojos si en pozos se abandona el alma gritemos con calma, que vuelva el corazón. No es agresión taladrar es ladrar de la angustia que mustia no se queda, porque busca solución aunque sin razón, retener pretende al amor solemne de un gastado matrimonio. Dejemos que el demonio se nos salga que nos valga el agujero, y con esmero, sin pausa, luz penetre. Que no sean cruz en la espalda peleas al alba por causas menores. Sin resquemores hablemos, al aire libre, y de grueso calibre, no seamos la bala que mata la sinceridad. Nuestra actividad se debe basar en confesar culpas pedir disculpas sin más reproches haciendo sin derroches pequeños acuerdos como no dejar hecho un cerdo el jabón lleno de pelos saludar al otro como un hielo, negando una sonrisa un abrazo que no sea brisa, más bien huracán y si hay un beso charlatán, mucho mejor. El abrasador acuerdo cumplir hasta la muerte que sea fuerte, que en la agenda lugar primero tenga para que renga la mañana como anciana viuda de amor, nunca más pueda arribar. .

viernes, 9 de mayo de 2008

A MI NO ME DIGAS

A mi no me digas, que la mujer que en mis sueños apareció, no eras. No pude ver tu rostro, aunque cerca lo tuve, tanto que alcancé a rozar tus labios, mullidos tibios y envueltos en frescura curiosos, cediendo a la presión de los míos fundiéndose en la ternura de un encuentro inesperado gigantes en el espejo de mi alma colmando mi ansiedad de eternidad al punto, de esfumarme del entorno y de la nube gris del reconocimiento, beber. Fue ahí, en ese instante, cuando por primera vez supe a que sabe el amor. A mi no me digas, que la mujer que en mis sueños apareció, no eras porque esos labios eran los tuyos.

.

viernes, 2 de mayo de 2008

CUANDO EL VIENTO HUYE

El viento que ha limando de mis días las mañanas, por debajo de mi puerta, hoja seca, partida sin vida, ayer pasó. Cobardía, miedo. En el aire ha olido, de prósperas noches el perfume, avanzada de mañanas, enfrentando tanta y tan salvaje brisa. Músculos se tensan. Se incorporan mis deseos, y ansiosos para la gala se prueban de cientos de soles hechos, vestidos inesperados, locos. Amaneceres vuelan ya entre pétalos cantando en casi todos mis cielos y volverán a dar color a los objetos viejos, heridos, llenándolos de vida, colmando corazones con el brillo que desde ayer voy sintiendo, algo atontado. Enamorado. .

HORA DE PARTIR

Amanecí. Mis pies a tocar alcanzan metal frío de vías frío de abandono. Recuerdan la brisa del tren al partir, mi rostro silencioso, manos de caricias vacías y el no latir de un corazón que seguir mudo y en la noche prefiere, en esa oscuridad, desierto inmóvil cuando a lo lejos, el amor se refleja muerto como una gran ciudad, ruidosa, lejana. Dejar vía significa olvidar, un nunca más para ese tren. Indiferencia, aunque les cueste a las estrellas la sombra que estoy dando. Lágrimas. Dudas. Enterrar al lastimado yo, entre aquella brisa fresca mis pies helados y las quietudes que me rodean. A más de media tarde, inventar un sol, debe el amor por ser ocaso. A esa hora, hora de partir. .

COHERENCIA

La armonía surge de conocer limites y de limitar por conocimiento, no por capricho. La paz es la parte de la belleza, armonía natural mediante, que tiene un orden tal, que es capaz de neutralizar por si misma todo aquel desorden definido por el mal. Qué otra cosa hace falta para ser coherente más que llevar siempre cautiva, en un bolsillo del corazón, armonía y paz. .

MIS AVES

Llegan. Por debajo de mis nubes, planeando. Y descienden. Se estiran las ramas de mi conocimiento, de pensamientos verde noche, hojas. Reciben pureza, sangre tibia. Nueva. Ya de alas cerradas, internan su inocencia, su bosque de plumas y sabios picos, besan el corazón mío. Las estrellas saludan con destellos. Duermen, mis aves. .

AYER O MAÑANA

Te amo a ti, desde ayer desde mañana. Cuándo te conocí, no se bien si fui piedra o si mañana seré… Las durezas mi vida amor reconocen, en tu pétrea mirada. .

jueves, 1 de mayo de 2008

SIN TANTO ANDAR

Tus pasos, luces oscuras, luces que sigo errante, que intento alumbrar. Tu alma inquieta, con elegancia recorridos perfuma, florece caminos extraños, paisajes sin igual. De esos momentos, es alto el precio que debo pagar. Mi mente se resiste, mi corazón no aguanta más. El calor de un abrazo, del interior de un beso naciendo, merece la pena ser sentido, sin tanto andar. .