jueves, 3 de abril de 2008

TE CONFIESO

Te confieso, cuando estás tan cerca, el aire que respiro se torna afrodisíaco y por mis venas corre haciéndolas temblar como si un tren pasara. Te confieso, que un volcán conteniendo lava me siento, por eso mi piel en silencio te suplica que aun no atravieses este puente sin aduanas y sobornes mis manos para que de parecer inmutables se abstengan. Te confieso, que a tu lado navego, por el frenesí volátil de la nada camuflada al borde mismo del abismo de mi pasión, sin que tu lo sepas, porque a tiempo este corazón sonrojado, por unos minutos, a callar su amor aprendió.

No hay comentarios: