jueves, 13 de marzo de 2008

Y tu estás aquí, a mi lado

Suena el despertador, sin maniobras al puerto entro, y tu estás aquí junto a mi, que no se si conmigo llegué. Los ojos no abro todavía, por no cortar el hilo que al barco me une, y tu estás aquí junto a mi, que no se si todo despertarme. En mi sueño de nuevo fui marinero, poco placentero levar anclas, y tu estás aquí junto a mi, que no se si vivir anclado. Otra vez a mi me uno, aunque lo salado amargo sabor de, y tu estás aquí junto a mi, que no se si resistir la dulzura. Te toco con los pies, para ver si al fin soy yo, y tu estás aquí junto a mi, que no se si embarcado ya morí.

No hay comentarios: