sábado, 8 de marzo de 2008

LEYENDA

Cuenta la leyenda,

que al rozar tus labios,

encontraron bajo la lluvia una rosa

y pétalos cerrados se hicieron.

Que tu corazón oyeron gritar en el ocaso

y lo llevaron al mar en velero convertido.

Algunos fueron velas y otros viento,

navegando hacia el sol que declinaba

logrando que más brillarás

siendo tus rayos.

Que cuando sintieron tu alma quebrada,

se fundieron a ti en cada parte

hasta formar contigo un armazón de cielo.

Dice la leyenda,

que siempre salían de recorrida por las noches,

que estas se despejan

y aparecías tu

a escondidas,

iluminando luna y estrellas,

para que ellos, marinos

nunca se perdieran.

Estos dedos que escriben,

acariciaron tu cuerpo

y eres hoy

leyenda en mis manos.

No hay comentarios: