jueves, 20 de marzo de 2008

Hasta ahí llego

En varias aldeas voy sumergiendo las tribus que van amaneciendo, sobre la rompiente siempre, porque hasta ahí llego. Para alcanzar mar profundo no nací aún. Aquellos buques que sobre el horizonte navegar veo pasan a ser simples puntos inalcanzables sobre la superficie de el lienzo que de pintar no termino, que espío con ojos fríos dando pequeños pasos más grandes que mi existencia. Por eso no me preocupa una maleta empacar ni siquiera pasaporte listo tener. Sólo llevo puesta la ropa bien vieja de mi escueta y acotada vida y es suficiente credencial en las fronteras para que mi alma realice los viajes que este cuerpo mío concretar no puede.

No hay comentarios: