jueves, 6 de marzo de 2008

AMANECER IMPRUDENTE

Amo las fracciones del tiempo sin tiempo en que te siento a mi lado ignorando si lo estás y que te amo sólo por sentir tu calor cobijando mi alma con la intención de tenerla en tus brazos sin la locura que lleva el sol apurado todas las mañanas.

No hay comentarios: