sábado, 29 de marzo de 2008

AQUELLOS GRITOS

Aquellos gritos contenidos en años gestados, aquellos gritos que escaparon repentinamente, aquellos gritos... de todas las razones, de ninguna. Aquellos gritos que se hicieron un lugar, aquellos juveniles, aislados por causa individual, muertos antes de nacer, los que brotaron juntos del alma, los que brotaron del corazón, de la razón. Escritos viejos, por mis manos, inmortales páginas, acentos de algunos, de mis actuales silencios. Aquellos gritos que no extraño, hijo mudo que de espanto dejaron, que no quise alimentar, hijo que arranca un pedazo de cada uno de mis amaneceres, y antes que abra mis ojos, devora.

LA PALABRA DE DOS PALABRAS

No te escuche decirme nunca esa palabra y siempre quise oírla. Siempre espere. Siempre espero. Pero hoy, dudo de la reacción de mi corazón, porque ya vive por tu silencio convulsionado. Silencio grande, misterioso al que me he acostumbrado al que he acogido como innato en ti sin serlo y que extrañamente, por esta ausencia tiene peso su presencia, al punto que el mismo vacío, de vacíos, lleno está. Entre los dos, si esa palabra de dos palabras se interpusiera, te confieso que me sonaría tan rara como raro sería que al recibir en mis labios la brisa de un Te Amo, estos vuelvan a pronunciar también Te Amo.

viernes, 28 de marzo de 2008

MENTE RIDICULA

De dónde vienen las palabras que asocia mi intimidad, evitando que mi mente no siga ridícula formando frases que mi corazón ni escucha. Me gustaría saber de qué lugar mío las saca, porque es probable que allí se encuentren las que alguna vez oí sordo. Y porque no alcanza que sean para el corazón, también las necesito para el alma. Al fin y al cabo, es la que más debe escuchar.

CUANDO UNO NO TIENE A QUIEN AMAR, AMA

Cuando uno no tiene a quién amar, la soledad de ojos celestes mira fijo y nos ama, saboreándose con hambre. Y deseamos estar adelante un paso, ignorando sus dientes e imaginando deseos de tiempos perfectos, reales, pero falsos. Ese amor que tanto anhelamos, tiene en sus rosas espinas que no vemos y cuando al fin conseguimos deshacernos de noches que nos tiñen de negro, enredados y dubitativos, miramos atrás. Con el rostro invertido y los pies en el agua, preocupados por saber si es amor en verdad, el dolor provocado por heridas que uno acepta, despierta en nuestros sueños, pequeños abismos que no valoramos. ¿Será admitiendo estados marginales, la puerta para que amores ciertos en nuestras vidas se edifiquen? ¿O será, eludiendo las fallas perfectas de la vida, camino difícil pero único para alcanzar amor?

DOS CARGAS Y UNA MULA

Hemos llegado hasta aquí con dos cargas y una mula. Pasaremos la noche. Dos troncos harán hoguera y cada uno tendrá su sueño. Temprano saldremos por único camino y está en nosotros a destino llegar con las dos cargas y la mula viva.

martes, 25 de marzo de 2008

Amor líquido en tiempos viscosos

Sonrisa de herida y sangre antigua, paso poblado, caídas, dolor, dolor provocado por la daga del deseo amor sentenciado a ser líquido, a filtrarse en la resquebrajada tierra hasta secarse. Solidez casi muerta, temor al extraño, devorar repetidamente objetos plomizos, el ahora sin sueños embarazados de un mañana, la satisfacción de digerir sin pensar en construir corriendo tras las imágenes atrapándolas, pescándolas de lagos de locura para que al menos una, entre los dientes de un segundo provoque saciedad… El horno donde viscoso se cuecen los tiempos modernos, la irrefrenable hoguera que calcina valores, termina licuando el amar y ser amados, esa posesión del otro para acariciar e integrar una vida. Lega la plataforma perfecta para nuestra soledad, individualismo, viviendo juntos y separados, días, tal vez noche de sexo sin compromiso. Definitivamente Definitivamente sin ti amor amigo, sin ti. (Basado en textos de Zygmunt Bauman: Amor Líquido)

jueves, 20 de marzo de 2008

¿Por qué gritan las mujeres?

Si las sábanas se convierten en gruta arcana de amor y los sigilosos pies avanzan a ciegas y a tientas sobre tiernas paredes… si las oscuras cavernas se iluminan con fuego de pasión y la luz transita nuestros interiores hasta quebrar la quietud de las manos… si el piso es tierra de cama azul noche en la que sin pensar más piedras caemos y abrazados abrazamos en la altura de cada uno, estrellas mudas… ¿Por qué gritan las mujeres cuándo el sol hace pradera de ese horado en el tiempo?

Hasta ahí llego

En varias aldeas voy sumergiendo las tribus que van amaneciendo, sobre la rompiente siempre, porque hasta ahí llego. Para alcanzar mar profundo no nací aún. Aquellos buques que sobre el horizonte navegar veo pasan a ser simples puntos inalcanzables sobre la superficie de el lienzo que de pintar no termino, que espío con ojos fríos dando pequeños pasos más grandes que mi existencia. Por eso no me preocupa una maleta empacar ni siquiera pasaporte listo tener. Sólo llevo puesta la ropa bien vieja de mi escueta y acotada vida y es suficiente credencial en las fronteras para que mi alma realice los viajes que este cuerpo mío concretar no puede.

martes, 18 de marzo de 2008

¿Por qué mujer... por qué?

Cuando las aves aun duermen y el sol inquieto por salir por debajo de mis sueños su nariz asoma, me digo yo, que felicidad es amanecer a tu lado. Y antes del primer canto, canta mi cuerpo, nota por nota muy dentro. Apenas si logro comprender la melodía desorganizada, la andanada de sensaciones que por mi vagan en silencio y sin más, hacia ti dejo extender mi brazo. Y te encuentro. En mi sangre de placer alborotada, placer que me recorre sin piedad ni permiso ocultando mi mente en la sombra de mis sentidos, alertas, listos, sensibles. Las ramas de mis árboles acarician un cielo, el mismo que acaricias tu cuando tus flores son flores despiertas. ¿Por qué me erotizas así mujer?

viernes, 14 de marzo de 2008

Voy a decirte

Voy a decirte, antes que el sol en tus oídos refleje mi voz. En las oscuridades que el día en mi mente anuda, están las frases ocultas de mi, palabras mudas, de letras carentes, con alma y destino. Pocos segundos son donde clara es mi oscuridad. Pocos, pero con la intensidad del silencio estrepitoso de mi sentir por ti. Yo se, mi corazón disimula sonrojado pero hoguera enciende en mi pecho sólo de reconocerte en este lenguaje encriptada. De alguna forma voy a decirte, o susurraré con la mirada de mis labios beso de amor al pasar, que aun luego de años, vivo sentirás, y ahí... sabrás.

¿Por qué...?

¿Por qué mientras las alegrías duermen sin soñar, sus semanas tienen hijos muertos? ¿Por qué ser uno por ser alguien hace que sus ojos mientan ladrando sin oestes las lágrimas? ¿Por qué sólo unas vetas de su madera usa si por más distintas caretas siempre la misma guerra ya no tiene motivo ni paz? Me pregunto por qué… o si no soy yo más difunto que días velados por izquierda al no impedir que en su almohada de tristezas desahuciada otra mañana florezca. .

jueves, 13 de marzo de 2008

Y tu estás aquí, a mi lado

Suena el despertador, sin maniobras al puerto entro, y tu estás aquí junto a mi, que no se si conmigo llegué. Los ojos no abro todavía, por no cortar el hilo que al barco me une, y tu estás aquí junto a mi, que no se si todo despertarme. En mi sueño de nuevo fui marinero, poco placentero levar anclas, y tu estás aquí junto a mi, que no se si vivir anclado. Otra vez a mi me uno, aunque lo salado amargo sabor de, y tu estás aquí junto a mi, que no se si resistir la dulzura. Te toco con los pies, para ver si al fin soy yo, y tu estás aquí junto a mi, que no se si embarcado ya morí.

miércoles, 12 de marzo de 2008

Como una vez (Muerte)



Siento cuando vas a besarme,
y guardo esa emoción
en el inicio de un eclipse.

Te veo aparecer desde temprano
y guardo el sol
en el amanecer de un cuadro.

Escucho tu voz lejana
y guardo el sonido
en el viento por árboles pasando.

Y guardo…
tus lágrimas en el rocío,
tus tristezas en días grises de bosques nevados
y tus alegrías en los corales del mar.

Guardo abrazos fuertes en el calor del verano
suaves caricias en las hojas primeras de primavera
y en la luz de la luna tus noches de luz.


¿Te preguntarás para qué?

Porque cuando muera,
voy a encontrarte,
a sentirte
como una vez te sentí.
.

martes, 11 de marzo de 2008

A solas con el mundo (Anhelo)

Mi soledad se ha transformado en adulta, adulta descreída, sentida, de sueño incumplido. Su anhelo siempre fue dejar de ser, o tener a la semana de franco, un día. Cierto es, que el sol no llega al interior y aunque algo más de luz hay por dura capa de piel voy tapado. Sin ella, mis ojos volverían a ver, escucharían mis oídos, olería mi nariz. Sin ella, progresar querrían mis manos y de afectos, su arte practicarían. Ni siquiera, completa la jornada pido, solamente a solas con el mundo, una hora rodeado de vida. .

Sin pertenecer

Entre mis bienes, poseo la sensación de no pertenecer aun perteneciendo, de no crecer aun creciendo, de no avanzar aún avanzando. Por creer sin ser creíble, por amar sin ser amado, por mirar sin triangular la mirada como quien perdido mira el rumbo que nunca fue, preso soy, de mi pasado, de mi presente. Preso, libre en el futuro, juntando y estudiando realidades, sueños. Y aunque horas en estampida desembarcan mi ilusión, pastora vestida, las calma y arrea tierra adentro con tal que no envejezca, vacía de contenido, la esperanza de pertenecer perteneciendo.

lunes, 10 de marzo de 2008

Cuando al fin pude tocar sus labios

Cuando al fin pude tocar sus labios y en ellos morir naciendo creí por su alma besado besé. El segundo beso en el primero atrapado, responsable de sucesos sin suceder, antes que el tercero herencia reclamara, nuestros cuerpos recorrió. No hubo más sonidos sólo llamas sin atar, de un amor vertido sobre lunas, que a girar volvieron. .

Desde distintas Islas (Amor)

Después de golpear con sus horas, aceradas capas de soledad, el amor al alma blindada ablanda . Se encarga de introducir todos sus pétalos de cantos y silencios y ciegos e ignorantes nos convence que es mejor desvestimos por completo. Pero no lo es... el verdadero amor no nos desnuda y permite dar desde la isla de la verdad. Amar y ser amado desde islas distintas de nosotros arropados es amor.

Alma desgarrada (Dolor)

Alma desgarrada... no caigas, tu identidad no ignores. El abismo es grande, tómate con fuerza. Alma desgarrada, si caes… nunca más sentirás el dolor de heridas que crees inútiles, inentendibles, pero que te permiten a la vida sentir y viva sentirte tu. Alma desgarrada, tu desgarro es mi propio dolor en flor y si tu cura es verter al viento de un amor sus cenizas, hazlo pronto, pero no renuncies al fuego sin haberte quemado aun.

.

sábado, 8 de marzo de 2008

SI TE VUELVES LLUVIA, NO IMPORTA (TRISTEZA)

Si tu cielo se torna oscuro

podrás hacer como el viento,

respirando en el momento preciso

y despejando de tu vida las nubes.

Encontrarás sol oculto en tu interior,

comenzando a iluminar.

Guía para que en tus desvelos,

por tu propio corazón acompañada seas.

Permite a la razón su amigo ser

y veras como a cada latido,

tus pasos se hacen más firmes.

Y si te vuelves lluvia,

no importa,

las lágrimas alimentan raíces

y serás fuerte...

Muy fuerte.

LEYENDA

Cuenta la leyenda,

que al rozar tus labios,

encontraron bajo la lluvia una rosa

y pétalos cerrados se hicieron.

Que tu corazón oyeron gritar en el ocaso

y lo llevaron al mar en velero convertido.

Algunos fueron velas y otros viento,

navegando hacia el sol que declinaba

logrando que más brillarás

siendo tus rayos.

Que cuando sintieron tu alma quebrada,

se fundieron a ti en cada parte

hasta formar contigo un armazón de cielo.

Dice la leyenda,

que siempre salían de recorrida por las noches,

que estas se despejan

y aparecías tu

a escondidas,

iluminando luna y estrellas,

para que ellos, marinos

nunca se perdieran.

Estos dedos que escriben,

acariciaron tu cuerpo

y eres hoy

leyenda en mis manos.

jueves, 6 de marzo de 2008

PREGUNTA

Vaya a saber uno de donde vienen todas estas cosas que escribo. Hace meses y meses que tengo algo así como una vertiente de palabras y frases de mi saliendo alborotadas. Muchas ni alcanzo a tomarlas y menos escribirlas. Otras ni siquiera se que dicen. A veces pienso que me lo pase muy callado estos últimos años y que descubrí sin querer el camino de escribir y ahora no paro. Otras... siento que alguien me dicta, y recuerdo que supe tener un diario, donde aparte de escribir lo que me iba sucediendo hacia diálogos con mi yo interior. En definitiva, estoy convencido de que tengo una vida interna muy rica. Pues bien, eso lo acepto. Pero ahora todo eso anda navegando y llega a muchos puertos. Y me pregunto: ¿ Realmente le sirve a alguien todo esto?

HOMBRE FEO

Hace varias décadas atrás, se hablaba de un hombre feo. Feo... de esos feos muy feos. Y de el se comentaba, que supo ser hermoso que tenía una esposa a la que amaba como a nadie y que un buen día desapareció. Cuentan que el sufrió tanto, que su rostro comenzó a transformarse. Primero le nacieron líneas de desidia y luego arrugas de tristeza, sus ojos se fueron cayendo deformados por la humedad y su boca fue un cordón mal atado. Verdaderamente feo, terrible, tanto que nunca más pudo salir de su casa, porque era apedreado, corrido, insultado y temido. Han pasado décadas lo sé, es solamente un cuento, habladurías, cosas que se comentan cuando el aburrimiento somete a las personas. Igual... esta madrugada, que me sentí un poco solo fui a mirarme al espejo. Pero no abrí los ojos. Es que ya se que no soy hermoso y la línea que llevo desde hace días en la frente, se debe a la edad, también que miré bien... y tu estabas.

AMANECER IMPRUDENTE

Amo las fracciones del tiempo sin tiempo en que te siento a mi lado ignorando si lo estás y que te amo sólo por sentir tu calor cobijando mi alma con la intención de tenerla en tus brazos sin la locura que lleva el sol apurado todas las mañanas.

AMO LA NIEVE

Parece que nieva, pero es agua la que
cae. Amo la nieve y cae
agua.

lunes, 3 de marzo de 2008

SINONIMOS DE AMOR

Ya no quiero sinónimos de amor ni peleas de pelear. No quiero frente a frente al aire remendar, más bien... abrazar es lo que quiero. Ese abrazo sin brazos sintiendo de verdad, el momento sin escudos ni felpudos, sin perfiles que lustrar. Quiero planicie en las miradas, al paso de las manos eterno despertar, que no bese con sus labios el silencio al corazón mortificado cuando en lugar de cielo, techo hay. Quiero sentir los verbos que anhelo, escapar al desatino sin destino de adjetivos que veo calificar sin mí para que esto, amor verdadero parezca.