viernes, 15 de febrero de 2008

ASOMBRO

.

Muchas veces

he colgado quejas empapadas

de mis ramas,

para que tu las vieras,

para que tu no veas

sólo un árbol a tu lado.

.

Pero hoy es diferente,

me doy cuenta,

que sí me quieres.

.

Y me asombro.

Parezco tonto pensando,

asomando mi cabeza por entre la ropa sucia,

hurgando en la incandescencia y el atrevimiento

de los sentimientos que expresas...

que me golpean de lleno el corazón,

como toscazo perdido,

estando yo distraído lavando

y lavando.

.

Noto deseos de rumbo cambiado

y de la noche a la mañana,

me siento un durazno apetecible.

Me miras con hambre

y tus ojos se meten por los míos

haciéndome estremecer como niño.

.

Mi asombro es por eso.

Porque siempre me creí minero

escarbando profundo...

buscando tu amor.

Así crecí pobre y me hice fuerte... hasta hoy,

que te has despertado no se de que letargo

y a través de esa mirada,

como si fuera un documento

contestas mis reclamos.

.