sábado, 23 de febrero de 2008

EL AMOR DE TODOS LOS DIAS

Testarudo hace valer sus horas, clavándome una estaca por día, el tiempo gruñón e inquieto si la vista no levanto. Sus dientes son poco amistosos, sin embargo, de leche parecen cuando percibo extrañado, esos segundos que no puedo dominar y silenciar no quiero. Cada vez que un año se cumple, lo archiva desnudo, y quién sabe que hace… porque luego en mis recuerdos siempre estás tu. Será sin darme cuenta, que líneas nuevas en tu piel registro o sonrisas de las demás distintas, gestos que antes no vi o palabras en tono diferente. Tomar tu mano, es el permiso de mi cuerpo, para que tus alegrías, desdichas, inseguridades y temores, en mi se internen y en ocasiones viendo tus ojos distraídos o quizá perdidos sabiendo que no los alcanzaré, igual los sigo. Por ese tiempo de apariencia hostil, creo en el amor de todos los días y en los sentimientos que eternos danzan, y que una mañana cualquiera por él asentados aparecen en la foja de un día que viví que no me percaté.

jueves, 21 de febrero de 2008

MAÑANA DISTRAIDA

Parecen ser algunas de mis mañanas un templo sin techo, donde mis pensamientos elevados sin ser observados se pierden. En otras, de nubarrones atisbadas ellos caen a mis pies sucios. Parecen ser, cuevas donde guardo ya amarillas muchas reflexiones y muchas con cara de pez. Luego llega el mediodía, cargado de alegría no se por qué y por último la noche, a veces flaca en ocasiones enferma y casi siempre con un gran cartel en su cuello colgado que dice: ¡Estrellas suspendidas! Así parecen ser algunos días algunas noches... a excepción de hoy, que encontré al amanecer distraído besando la oscuridad y detrás de el me encolumné, siguiendo su camino, tratando de encontrar yo también al final o al principio, a esa mujer que pueda besar con el mismo amor que vi y nada más pensar.

LA SOLEDAD

La soledad iluminaba el ambiente. Todos los días pintaba las paredes de blanco, blanco, hace tiempo huido. Se creía exitosa, era malhumorada y malhablada muchas veces. Le gustaba madrugar. Bien temprano de diosa vestía y enjuagaba su boca con aceite de Alcatraz. La soledad, pozo de barrio, por la plaza paseaba con desdeñoso aire buscando corazones huecos. Y los hallaba siempre... a la sombra de árboles desnudos casi muertos de frío. Los recogía como manzanas abrigándolos ella misma en aquel ambiente iluminado, pintado de blanco, blanco, hace tiempo huido.

sábado, 16 de febrero de 2008

PURO Y FUERTE

.

Un amor como el que siento

tan puro y fuerte

no puede ni debe ser tomado con liviandad.

.

Tal vez sea un peligro en mi cuerpo,

una boa difícil de manejar,

pero estoy seguro

que no tenerlo

que ser huérfano de estos sentimientos,

me causaría más mal.

.

Mis manos han crecido con los años,

hoy toco un embrión de libertad,

la maravilla escondida en cada ser

por necedad de la vista removida.

.

Y también acaricio algo más...

.

La punta nevada de la verdad,

la gran montaña que puedo escalar

si quiero

si aguanto vivo en la cima,

viendo como muere mi alma

sin ti

sin oxigeno que respirar.

.

viernes, 15 de febrero de 2008

Veinticinco

.

Veinticinco años que me los he pasado durmiendo,

soñando una vida que no tengo,

arañando cristalizadas ya

las expectativas.

.

Y no quiero despertar...

.

Tal vez por miedo

o por la angustia que me provoca

saber que estos años nunca existieron.

.

Veinticinco años...

de recuerdos borrosos

de cielos apenas despejados,

cielos... sin sol.

.

Veinticinco años de mi vida

en la que he acuñado

toda mi pobreza.

.

Y no está nada mal...

pues,

despojado de todo llego,

sintiendo muchas de las cosas

que antes veía pasar

sentadas

mirándome

inmutables,

en el tranvía de mi propia vía.

.

ASOMBRO

.

Muchas veces

he colgado quejas empapadas

de mis ramas,

para que tu las vieras,

para que tu no veas

sólo un árbol a tu lado.

.

Pero hoy es diferente,

me doy cuenta,

que sí me quieres.

.

Y me asombro.

Parezco tonto pensando,

asomando mi cabeza por entre la ropa sucia,

hurgando en la incandescencia y el atrevimiento

de los sentimientos que expresas...

que me golpean de lleno el corazón,

como toscazo perdido,

estando yo distraído lavando

y lavando.

.

Noto deseos de rumbo cambiado

y de la noche a la mañana,

me siento un durazno apetecible.

Me miras con hambre

y tus ojos se meten por los míos

haciéndome estremecer como niño.

.

Mi asombro es por eso.

Porque siempre me creí minero

escarbando profundo...

buscando tu amor.

Así crecí pobre y me hice fuerte... hasta hoy,

que te has despertado no se de que letargo

y a través de esa mirada,

como si fuera un documento

contestas mis reclamos.

.

miércoles, 13 de febrero de 2008

EN ESTA VIDA ESTAS ATADA

.

Se que estás a mi lado atada,

pero igual

algún día te iras,

que no seguirás siendo,

como las horas al tiempo

como las llamas al fuego.

.

Prisionero en sueños contigo

tu eres testigo de los dueños

que me han hecho tu esclavo,

que a ti me encadenaron

con cadenas invisibles

y eslabones del amor

que por ti siento.

.

Por eso me despiertas siempre,

para que ame las noches que no amo,

que nunca veo,

en las que nunca estoy,

para cuando no sigas siendo,

como las horas al tiempo

como las llamas al fuego,

y morir sin ti no tema.

.

BOTON FLOJO

.

No quiero

que tus palabras sean anfitrionas

en este baile de disfraces sin relación.

.

Deseo abrazarte,

sentir como tu respiración es amiga

y no tu cuerpo

con las horas de escudo,

del mío enemigo.

.

Deseo que mi alma se empañe

y miles de latidos por mí surjan;

quiero mañanas con un ancla en el mañana

y no las noches decoradas de ayer.

.

No quiero ser el botón flojo que puedas perder,

que tu luna me zurza apurada con ojo de pez,

sino abrigo de tu vida

de pasión castigada todo el día y no recibida de desamor

en rutina doctorada.

.

Quiero a la enamorada naciendo sin fin;

que la brisa que provoca el encuentro

sea viento y se lleve de nuestras vidas las dudas,

los témpanos huérfanos de nuestra comunión.

.

Menú DOS

.

Sentados en la esperanza

tomados de la mano,

ordenamos el menú dos.

.

De mozo cupido nos mira y anota

leyendo de una vieja carta...

amor para dos.

.

Poco conversamos,

interrumpidos por los malabares de cupido

con la bandeja por los aires volando,

y clavándose la flecha a destiempo,

en el presente de otro,

de nosotros vacío.

.

Amor más no queda

y con cara de idiota y error,

de diferencias nos sirve un té,

que tomamos sedientos,

de la mano,

de la mano del destino.

.

Con piso de despedida nuestros pies se tocan

y el aire de amor

sin rencor en silencio fuga

bajo la mirada misma

de la esperanza perdida

por el torpe de cupido.

.