miércoles, 23 de enero de 2008

Las palabras son peligrosas

.

Las palabras caen como cápsulas vacías

sobre el piso de mi verdad.

.

Frases de plomo ametralladas.

.

Yo herido.

Mi alma violentada.

.

Y por mi corazón perforado,

se derraman mis fuerzas

humeantes como lava

fundidas de bronce y carne,

bajo fuego de un silencio sin honor.

.

El tambor gira loco,

y antes que de hielo y adiós

última letra disparada sea,

cristal reclamo

para ver

de este amor

sus estrías.

.