lunes, 7 de enero de 2008

Grito de cuervo nocturno

En mis ojos hay desgarro de plumas negras, sombras, que no son de orquídeas. Trasnochadas chispas sin luz amarran. Duelen, como viscerales cordones que atan el rocío amargo a mi boca, amor rancio en la noche, grito de cuervo nocturno. Mi corazón, no siente.

.