viernes, 28 de diciembre de 2007

Siempre estás

.

Me miras, te miro

y te quiero, te amo.

Porque amo la inocencia de tu permanencia dura,

tu fragilidad gigante arraigada en la tierra y mi retina,

por tus garras poderosas a la vida aferradas

de su sangre

sedientas.

.

Hermosa y misteriosa de sedosa cabellera,

luna verde que robas energía del sol,

devorando sus rayos y mi corazón,

absorbiendo la melancolía con brazos enormes

de este y todos mis días.

.

¡Oh, cuanto te quiero, te veo y te veo!

.

Te abrazo y recorro tus finas venas,

tu piel suave

y tus puntas como aguijones de amor acaricio.

Tu torso vestido y desnudo a la vez

de pasión y admiración rocío,

porque mudo percibo distendido tu regocijo

y porque permites que mis sentidos,

testigos sean

de tu espontanea belleza.

.

Y aunque duermas eterna y nada digas,

sagrado beso de luz sueñas

porque siempre viva, tu alma está.

.

¿Dónde van?

.

Donde van quiero saber

desterradas nubes de mi cielo

cuando por años contenido mi viento

como soprano sopla.

.

Porque fueron hermosas montañas nevadas,

cuerpos extraños y rostros,

tremendas miradas de brujas, voluptuosas,

brujas seductoras.

.

Dónde... si lo que resta

son árboles como arpas,

hojas sueltas emancipadas.

.

¿Dónde fueron que ya no las veo...

acaso a otro cielo de horrible belleza ?

.

o sólo mas alto subieron para desafinado no oír

el corazón roto de amor que contención no tuvo,

este amanecer,

de mi nublado.

.

jueves, 27 de diciembre de 2007

Mi fortuna

.

Crease o no,

en el negro mundo viviendo

sentir la miseria que siento más rico me hace.

.

Crease o no,

mi fortuna es aire

y mi duelo a gastarlo me condena,

respirando por doquier,

dejando caer en las calles música…

monedas danzando perdidas.

.

Y soy yo dueño,

de mezclar luz de luna por las noches

con canciones que el sol pesca en mi brisa al respirar.

.

Arrumaco al corazón y tesón de mi alma por vivir,

es la serenata al amor

que mi soledad sin restricción brinda.

.

Una sensación, crease o no,

que en el mismo bolsón que huracán llevo,

mi justa ganancia sin egoísmo doy,

aunque me pierda en la avaricia

de guardarme un céntimo de aire

para salirme de mi sin fin.

.

2008, mi deseo

.

Bajo la capa del moribundo año,

mano con mano, sol y luna esperan.

.

Se amarán,

cuando se eclipsen las horas,

cuando falto de amor y paz el mundo,

deseos y sueños al aire lance.

.

Noble labor deberán cumplir,

bañando de luz corazones en flor,

centrando cielo,

para que de rumbo incierto se orienten almas,

para que ojos sin calor, calor encuentren.

.

Ni bien las copas el cielo acaricien,

separados o juntos

mar y tierra

del amor que tanto se escribirá en amaneceres

y ocasos… carteros serán.

.

Y espero yo

ser el silencio hablador

que paz logre en mi amada luna,

y como un sol

este nuevo año brindar.

.

¡F E L I Z A Ñ O N U E V O!

.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

No me prives

.

Mi piel se levanta en súplica.

El aire pesa, oprime.

Mi soledad se recuesta sobre la puerta

e impaciente me mira.

.

Porque te has ido estando,

restando abrigo, calor...

y luz

de mi olvido, forzado olvido

de tus besos ausentes.

.

Más,

no me prives.

.

Es hora

.

Precisa

y exacta, parpadeas cuando impaciente te miro,

señal de mis lamentos,

en mis caídas dura.

.

Escarbas mi historia,

eres única testigo...

dama vanidosa,

bella compañía.

.

Si hoy amo a una mujer,

el amanecer... tu haces,

la noche.

.

Y cuando lejos soy menos yo

mi cuerpo cubres,

suavizando la desidia,

sueños creando.

.

Precisa y exacta

de oro mi alma maltratada llenas

con más amor del que ocultas.

.

Freno y trampolín de mi ímpetu,

en mis tristezas... una madre.

.

Eres tiempo...

horas maduras.

En la mitad de mi vida.

.

martes, 18 de diciembre de 2007

El regreso

.

Por blancas nubes llevada

te alejaste

y mi voz con tu nombre

irse también vi.

.

En la nada luego…

el vacío brillante

donde creciste ideal

e intocable hasta perderte.

.

Nadie te ha buscado en las estrellas más que yo,

ni tanto hurgado los cielos... tristes cielos, negros.

.

Pero hoy sentí distinta la luz,

y después de pasarme años

vaciando lagos, buscando tu reflejo,

frente a mi te veo,

más hermosa que nunca,

mirándome como si no fuera yo,

el fantasma que hasta hoy fui.

.

La tierra comienza a florecer,

mis manos vacilan.

Igual robo la flor...

.

recuerdo secreto,

del día que nuevamente

nacer te vi.

.

sábado, 15 de diciembre de 2007

Poema.uno

.

Como buey tirando,

arrastra el amanecer

de rey vestido,

al día.

.

En su mano… una copa blanca,

con el brebaje que mi cuerpo sediento bebe.

.

Me calzo yo

armadura, escudo y espada

y de nuevo a la lucha,

escalón por escalón,

matando mil veces mi sombra,

degollando las horas,

hasta el descanso...

en la mitad de la batalla

cuando el rey es más rey.

.

Mi corazón a cuestas

subo herido,

llegando al castillo ya vacío de cuervos

donde el olor a luna quemada

aun siento.

.

Como un cuadro,

la paz, en el ultimo recinto colgada yace.

.

Me visto de nuevo,

de sueños, de estrellas,

.

y muy tarde la noche,

mi princesa,

por la luz… vuelve a morir envenenada.

.

Siguiendo al sol

.

El despertar de la mañana,

fue igual al que mi ser tuvo

cuando cuenta se dio

que lograría acariciarte y amarte.

Igual a los reflejos del sol,

naciendo tibios, recorriendo mi cuerpo

sin haberte besado aun.

.

El paraíso recién iluminado,

expectante e inmóvil…

a la parálisis que mi corazón encontró,

cuando mis labios con los tuyos

por primera vez se mezclaron,

y desnuda acabaste en mis brazos

despertándose tus senos

como este amanecer.

.

Tan alto veo el sol del mediodía,

alto en la mitad de nuestras vidas,

alto contigo y alto sintiéndonos uno

en el deseo y la pasión.

.

De oro bañada será la tarde,

como bañada es nuestra madurez

por la dorada, candente siempre,

necesidad de amor.

.

Y cuando el sol se meta rojo consagrado,

lo sentiré igual al fuego

al que derritió mi inseguridad,

la vez que no te vi,

pero que si estabas,

.

que viví en ti,

sintiéndote más que nunca,

como el sol que estuvo,

que siempre está.

.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Cae

.

Besos vencidos llueven por doquier.

Salpican tu frente y mi mano presionas

cuando perplejo, sin respuestas,

quedo.

.

Impacta,

explotando como porcelana a mis pies

un viejo corazón,

mientras un alma hecha jirones

junto a un abrazo polvoriento

y una mirada tierna de odio pintada...

rodando caen.

.

La tierra se estremece

y una montaña se desploma entera,

huyendo medio muerto,

desprendido de sus últimos hilos...

un sol.

.

Más,

el uno al otro nos pegamos.

Tu cuerpo tiembla temeroso.

Se nos hela la piel y exclamas,

que alejarnos debemos.

.

Corriendo,

pequeñas cajas sorteamos,

de ocasos llenas,

y doblados prolijamente,

amarillentos prados, jardines.

.

Saber buscan nuestros ojos,

porque se confunde la razón,

al firmamento despejarse

iluminando el cartel que no vimos:

.

Limpieza de cielo

PROHIBIDO PASAR

.

sábado, 8 de diciembre de 2007

Piedra libre

.

En el silencio

y mudez de vida en soledad,

un cambio que sabe que llega, espera,

quieta, temerosa.

.

Acaricio sus heridas,

heridas de luchas sin tregua,

asedios,

de un tiempo arrepentido de su amistad.

.

Durmiendo en el suelo,

cobija mas mundo,

escondiendo bajo su falda a otros,

de la historia, del futuro,

sufriendo cuando a sus hijas,

celosos suspiros les llevan.

.

Paso mi mano por su piel

y siento el calor de la tarde en su corazón,

amor que se escapa por sus cerrados poros,

un amor que ha permitido el maltrato

del viento,

de la lluvia.

.

Sus ojos distintos a todos los ojos...

mirada impávida,

una mirada que desea distraerme

para que no me entere que escucha,

que no me percate de su sonrisa diferente,

inerte, disgregada en su dureza,

por llantos arenosos.

.

Me convence...

de todas las cosas del mundo,

la que más ha sufrido es ella.

Así me dice aquél mar enfurecido,

ocultando playas de gotas doradas.

.

Y de minerales mi cuerpo...

de piedra me siento,

pisando mis propias lagrimas,

llorando también.

.

Vuelo volador

.

Ya no vuelo durmiendo,

vuelo despierto,

y de equipaje mis recuerdos van,

para que abriguen o den frescura,

según el lugar, según el momento.

.

A las montañas que conocí me acerco,

a las que mis ojos deslumbraron con sus grises,

rosados grises, azulados grises.

Que esfumaron mi alma hasta con ellas mezclarla,

Las que mostraron sus pies desnudos

metidos en el cielo,

cielo por el que jamás navegué...

en el que hoy me reflejo.

.

A las coníferas me abrazo... eterno,

perpetuando el verde silencio,

y a las piedras elegantes,

que extrañas figuras formaron

para ser por nubes acariciadas.

.

Bebo de la nieve que nunca pise,

y me maravillo admirado

de ver al ciervo correr,

a los ríos caer desde el misterioso y profundo

corazón plateado o dorado tal vez.

.

Vuelo volador

vuelo,

despierto vuelo.

.

Pienso y digo

.

Desnudarme por completo pensé

y a la luz yo…

al musical obsequio recibido,

sincero y de frente a mi mismo,

escucharía.

.

Melodía romántica, puente…

para que dos se juntaran en el recuerdo.

.

Pero en la reflexión de mi pausa,

jamás la llegué oír,

porque en formación repentina,

las notas musicales volaron…

dando de lleno contra mi sinceridad.

Un muro hosco,

levantado por elección, hiladas sin perdón,

que dividieron, separaron,

apartando de mi el regalo,

porque terminaba,

me dejaba silencio,

me cubría de distancia.

.

Y deberías comprender…

.

que por mis venas te siento,

como sangre corriendo.. siempre libre,

visitando sin cita el corazón que canta,

con latidos de compases.

.

Si tu cantas, improvisando conmigo,

la melodía que oiremos se irá metiendo sin final

en nuestras almas.

.

¡Y esa… no la olvidaremos!

.

Honestidad

.

Difícil es ser honesto todo el tiempo,

y molesto no serlo cuando uno es.

.

Cada momento es lucha.

Lucha contra la comodidad,

por la tranquilidad mentirosa de acortar camino,

por la ansiedad de llegar mas rápido

y un destino asido tener.

.

Una guerra total junto al instinto,

defendiendo no se que poblados camuflados,

atacando por las noches los sueños... morados ya.

.

Es desatando decisiones, atando frustraciones,

limpiando el cielo de dudas,

liberando los compromisos de su celda.

.

Honesto todo el tiempo.

.

Arte en el interior de cada uno, aire nuevo…

para los que necesitan respirar honestidad.

.

Con todo, menos contigo

.

Puedo nombrar las calles del mundo,

saber donde el sur le hace el amor al norte,

que dirección tiene viento cuando no sopla,

porque la noche se duerme

ignorando que el día despierto estuvo,

o cuando salvajes las plumas se hacen inocentes,

si presa divisan.

.

Pero no puedo contigo saber,

ni remotamente predecir,

porque el horizonte de mi resguardas

y herido cae mi rumbo.

.

En el verde mas verde te veo,

y la imagen de cada flor es tu imagen.

Bajo mis brazos tus hombros manejo y no están,

y te miro profundo a los ojos...

pero nada dejas ver.

.

Me resta sentirte, sintiendo todo y nada,

dilucidando cual de todos tus latidos es latido,

o tu castigo cual,

cual, que nada dejas ver.

.

La visita

.

Esta mañana la Muerte visita.

Siento el inquieto mundo quieto.

Como sombra vuela mi ruego,

hasta que hedionda pase.

Seamos invisibles, témpanos,

porque la coja,

disimulando su saco camina…

cargando vidas.

.

Mi grito, que todas no lleve

poco le importa, tampoco sale.

.

No debería dejarla pasar...

aunque su mirada mi rostro registre

y cruz de duelo en el calendario me fije,

no debería...

pero la dejo, porque bello rostro muestra,

y su perfume confunde.

.

De reojo, mirándome, pasa y yo la miro.

La conozco, bajo el disfraz oscuro va ella,

vestida de muerte,

llena de vida.

.

Troncos

.

Hay unos troncos al sur,

muy juntos ellos, impenetrables casi,

porque sólo de vez en cuando,

iluminados son.

.

Troncos al sur... negros,

y claroscuros como charcos,

como si alguien pasando por ellos,

su llanto hubiera perdido.

.

Troncos,

como si lo horizontal no existiera,

señalando algo mas que cielo desaparecido,

enterrando mas que su boca,

comiendo del fondo húmedo de mi tierra.

.

Donde el sol tiene muchos caprichos,

donde la princesa de la noche es reina,

al sur de mi desvelo,

troncos como cimientos,

asidos a mi alma,

troncos...

algunos ya muertos.

.