jueves, 29 de noviembre de 2007

Ultima parada

Como si pista hubiera,

surcando el cielo desciendes,

carreteando mi paz,

liberando al viento,

olor a tierra quemada.

Brazos extendidos,

alma al sol estaqueada,

no son señales,

ni una pista,

mi sombra alargada.

Lo se…

es tu última parada,

refugiarte me gustaría,

y a pesar de que mi corazón dude,

en este hueco y pajizo,

no tienes cabida.

soy centinela de paja,

el espantapájaros…

de esta isla perdida.

No hay comentarios: