jueves, 29 de noviembre de 2007

Tierra arada

Tierra arada,

con tu sonrisa cristalizada y ruda,

no impedirás que penetre tu mundo,

si hundo mis manos desnudas.

Sabes que pretendo sin semillas sembrar…

Temes que mi corazón quiera enterrar.

Muchas lunas han de pasar,

para que el rocío de mi alma,

haga a la flor nacer.

Te pido clemencia.

Si esta no logra crecer,

o a nadie tienta robar,

guárdala marchita en tus brazos,

hasta que un amor detenga el ocaso…

y de tus entrañas logre arrancar.

No hay comentarios: