sábado, 24 de noviembre de 2007

Ser querido

No es bruma,

es nostalgia que declina,

es dolor… ausencia…

un amor en decadencia.

Fue tan enorme el sufrimiento,

que vi caer herido mi corazón,

desconocido…

hubiera querido vendarlo,

como la tormenta al cielo…

pero no pude,

estaba bañado en olvido,

por eso despido a la oscuridad,

espejos destrozados y vacíos…

ya no busco una mina enterrada,

una señal dorada,

de frente estoy al amor,

y por sobre el vidrio molido,

espero llegar a ser…

un ser querido.

No hay comentarios: