jueves, 29 de noviembre de 2007

Relámpago

.

Sin barniz a la opaca mañana

lejana llegabas arrastrando la noche;

sentí la distancia a la luna

un paso.

.

Ante tu semblante como sol bajo de otoño,

en soledad, mis hojas... cayeron .

.

Y me fui yo mas lejos,

porque gaviotas en el mar no vi.

.

Pero al verte de nuevo abriendo tus pétalos,

mis alas tragaron el aire;

a la mirada vestida unido volé.

.

Sofocó mi alma un relámpago,

y otra vez te quise.

.

1 comentario:

abstrusa dijo...

Chico, que bueno ver que tenes blog, te felicito, luego vuelvo a leer, por ahora te dejo un saludo, Abstru.-