jueves, 29 de noviembre de 2007

Mirando

Profundo, en calma,

miras el oscuro interior.

Intentas leyendo letras de humo,

saber

porque belleza hueles... pero no la ves.

De ti al viento me llevo,

pensamientos inciertos,

como el del silencio,

cuando hervidero de alma dejo.

Pero si muevo tus razones,

corre!

... puedo detonar,

al empírio arrojarte,

cubriendo tu vida de cenizas

y tu sol…

de nuevo gris corazón,

a menos...

que decidas tolerar,

entendiendo que encubro,

así de oscuro, profundo,

sólo de amor. Dolor.

No hay comentarios: