jueves, 29 de noviembre de 2007

Lo que tu logras en mi

Aun no comprendo bien, como hasta hace un instante, todas tus palabras, a mi llegaban vistiendo armadura, blandiendo despiadada, cortante espada.

He pasado horas, días... defendiéndome de ti, cercándome, cerrando mis ojos con fuerza, evitando ser lastimado.

Gestos tuyos al pasar, fueron como aviones de guerra surcando el único cielo que he conseguido en paz. Tus pasos, certeros bombardeos a mi alma...

...y ahora, una sola palabra, saliendo desde el desierto mas extenso, desnuda, con un sonido especial... angelical, me penetra. Tan rápido me recorre, que no alcanzo, como si tuviera llave, a cerrarme.

Y de pronto, me invade la sensación, de que por mis poros abiertos, el asombro me ventila. Brisa que pensé perdida. Fresco que mengua mi fuego.

Caen desperdigadas las batallas, y la guerra desaparece ante la blanca bandera que entre letras emerge.

...vuelvo a amarte.

Y esto es lo que no comprendo.

La palabra “ gracias! “, saliendo de los labios sin permiso, devolviéndome el reconocimiento como persona.

Cuál es la magia que posees?

No hay comentarios: