jueves, 29 de noviembre de 2007

La frontera del amor

Cuando la quietud dentro de mi cuerpo avanza,

para que mis sentidos dormidos despierten,

camino

una vez más,

admirando el paisaje,

viendo flotar en cielo despejado

...perfecto,

el sol.

Mi rostro es encendido, acariciado.

Me deja los pies mudos,

su mensaje impregnado de distancia

...perfume cercano,

horizonte lejano.

Yo pinté el cerco que mi verde divide,

sobre fondo celeste,

blanco,

brillante...

Ahora, acuñando oro mas allá

insinúa que salte

...pero mi tierra,

fértil,

polvo aún no levanta.

No hay comentarios: