jueves, 29 de noviembre de 2007

En el camino

A tu paso,

polvorienta… mi alma se eleva,

suspendida, mas allá de ti,

ocultando al amarillo,

hasta que llueva,

o llore…

hasta que en el camino…

desnudas queden las flores.

Ante tus pies me deposito,

dormiré nuevamente,

hasta que el viento sople,

o que decidas…

volver a pasar.

No hay comentarios: