jueves, 29 de noviembre de 2007

El Puente

El puente…

en su mitad parado estuve,

viendo agua, sin titubeos correr,

y yo,

dudando.

Vi el cielo llevado a cuestas,

árboles,

aves y peces, unidos...

un solo reino,

y yo,

sólo, en un castillo sin muros,

en la oscuridad de mi propio encierro.

Baje…

la única vez ,

que bebí sangre cristalina,

apenas si era arroyuelo,

un hilo de vida,

ocupado, no interesado,

mas que en reflejarme crispado,

arrastrando día y noche,

raíces sueltas,

todas...

y yo,

sin plantar las mías.

Me sentí pequeño,

no se que cosas,

el puente unía,

si allá abajo estaba la vida,

y yo,

también.

No hay comentarios: