jueves, 29 de noviembre de 2007

Descontento

En una madrugada que a tiempo no llegó,

el decoro de mi desesperación,

me ofreció un lugar con heridas,

yo acepté.

Ni llanto ni risas,

ahora sobre mi oro dormido pisan pies…

desenfreno salvaje de la vida pasando,

conformando el terreno donde cultivo hoy.

Quiero alejarme, otro mundo encontrar,

donde virgen vea y me vea,

lugar sin multitud de sombras,

en el que crecer creyendo destino sea

de mi alma,

…desatando nudos y más nudos

dudo, pero mi fe que nada movió,

aun me visita… cómplice,

haciendo que mis ojos se abran grandes,

llegándome la luz profunda,

y sintiendo el mal aliento del mar,

con sus estrellas de postal muriendo,

a viajar soy tentado,

mucho andar para llegar… dejando,

soltando durante el viaje

cada piedra,

el pasado pesado… pisado sin mas.

Si la paz no está,

distancia ha de haber,

me alejo o se aleja lo que dejo.

… fuerte lleve en mi corazón.

No hay comentarios: